<body><script type="text/javascript"> function setAttributeOnload(object, attribute, val) { if(window.addEventListener) { window.addEventListener('load', function(){ object[attribute] = val; }, false); } else { window.attachEvent('onload', function(){ object[attribute] = val; }); } } </script> <div id="navbar-iframe-container"></div> <script type="text/javascript" src="https://apis.google.com/js/plusone.js"></script> <script type="text/javascript"> gapi.load("gapi.iframes:gapi.iframes.style.bubble", function() { if (gapi.iframes && gapi.iframes.getContext) { gapi.iframes.getContext().openChild({ url: 'https://www.blogger.com/navbar.g?targetBlogID\x3d9964787\x26blogName\x3d.+astronautaperdido+.\x26publishMode\x3dPUBLISH_MODE_BLOGSPOT\x26navbarType\x3dTAN\x26layoutType\x3dCLASSIC\x26searchRoot\x3dhttp://federicoruiz.blogspot.com/search\x26blogLocale\x3des_CO\x26v\x3d2\x26homepageUrl\x3dhttp://federicoruiz.blogspot.com/\x26vt\x3d-6189422383071852767', where: document.getElementById("navbar-iframe-container"), id: "navbar-iframe" }); } }); </script>

. astronautaperdido .

.:: misterios escándalos morfina fotos ::.

Tambores en mi cabeza

miércoles, mayo 24, 2006
Pelourinho. Bahía. Brasil. Ahí estoy yo, pisando la paleta con rabia, pisándola otra vez y sujetándola a ella para que que no escape, para que vea, para que mire mis sandalias Rip Curl pisando una vez más ese helado de 3.5 reales mientras ella sin su habitual gesto ensayado de tristeza y hambre, me grita "vocé e perverso, muito perverso". Me dolió y aún me duele, me retumba adentro, tambores en mi cabeza .
Tambores en mi cabeza
. tambores en mi cabeza .

Pelohurinho, Bahía, por fin un lugar que siento Brasil. Trópico, humedad, calor, la ansiedad de sexo en la piel de todos, turistas danesas, chicos franceses con ascendencia asiática, grupos de israelitas y - como no - ladrones prostitutas mendigos policías lesbianas locos, millones de ellos en la noche y en las calles, marihuana cocaina sexo fútbol tambores arquitectura decayendo herencia de África, ciudad alta ciudad baja museos iglesias, Vocé argentino? No, colombiano. Ah, FARC, quiere maconha? Maria Juana? Vocé gusta snif, snif? Pelourinho centro histérico feijoada capoeira moqueca de peixe santos Orixas berimbáus haciendo uouououuou y en medio de ellos y en medio de todo lo peor de mí.
Pelourinho cocaina sexo fútbol tambores
. pelourinho cocaina sexo fútbol tambores .

Fue la cantidad de malas pinturas que se ofrecen a los turistas, el forró y la samba a todo volumen en los bares, el karma de la esclavitud que aún se siente en el aire? Fue por tanto loco tirado en las calles diciendo cosas sin sentido o cosas con un sentido que yo aún no comprendo, fue tanta montadera en el Elevador Lacerda, tanta policía militar cuidándonos a mí, a los gringos y a nuestro dinero, fue el cansancio de oír tantas veces la misma historia de tengo hambre un real para un pan sea bueno sea bueno deme algo, madre mía? No lo sé y mientras tanto la sujetaba fuerte del brazo, vos no te vas a ningún lado hasta que termine la escena.
grrapi --> rap
. grrapi --> rap .

Le dejo clarísimas las cosas y como testigos están las calles mudas de Bahía, pisoteo una vez más el helado derretido, chocolate y vainilla bajo mis piés y ella con sus lágrimas quizá verdaderas queriendo escapar, pensando que quizá no debió arrebatarme la maldita paleta, no debió habérmela tirado al piso, no debió algo, no se qué, Pelourinho, Bahía, por fin Brasil y lo peor de mí: "Entendeme bien, si quiero dar doy, si no quiero dar no doy, si quiero dar doy, si no quiero dar no doy", vaya filosofía tan estúpida, y así una y otra vez hasta romperle más el corazón, hasta dejarle claro quien que yo soy el poder y ella no es nada, hasta sentir también yo pena, hasta escuchar tambores en mi cabeza diciéndome te conozco, sos lo peor de mí, aquí, allá, no importa donde, a veces, siempre.

Vida

viernes, mayo 12, 2006
Buzios, Río de Janeiro, Brasil. Yo quisiera que mi vida aquí fuera como algunos creen: surf punto ini y caipirinha punto drink, pero no, aquí simplemente estoy buscándole la vuelta a la tuerca, aquí donde el mandato cultural es "fluir", yo remo, remo con todas mis fuerzas. Ahora me doy cuenta: siempre vi la vida, a veces conmovido ó atónito ó indignado, pero sólo ahora he comenzado a vivirla y ella mientras tanto me devora un poco, maquinalmente, sin darme mucha importancia como quien mastica un chicle viejo, así, como hacemos tantas cosas a las que no les vemos mucho sentido.


Simplemente va, la vida, ese reality a largo plazo. Y en el más despiadado que conozco, algunas corporaciones para seleccionar a quienes ocuparán altos cargos, toman a los candidatos (personas excepcionales en su contexto) y los ponen en otro hábitat: por ejemplo, un ingeniero aeroesepacial suizo es arrojado a las calles de Beijing con el equivalente a 100 dólares en el bolsillo y un teléfono. El dinero es para que sobreviva y con su creatividad prospere en un mes, acrecentando el dinero tanto como pueda. El teléfono es para hacer sólamente una llamada: la de rendirse, "ya mismo lo regresamos a su vida, el empleo no es suyo, gracias". Igual con un gerente de marketing italiano en Bangladesh o con un ejecutivo hindú en Sao Paulo. Pues bien, ese es mi reality ahora y aunque Brasil es Suramérica, todo aquí te dice y te hace creer que estás en otro univerzo.

Y es por eso que remo y remo y en las noche remo dormido soñando opciones para sobrevivir y cuando despierto revivo el estrés de mis tiempos de oficina, ese que me estaba matando y que vuelve, la vida quitándome la vida, maldita traicionera.

Y bueno, el estrés de hoy no es igual, pero se parece. Antes era mi cerebro flashando, haciendo cortos circuitos neuronales, quemándose para cumplirle a un cliente, a mis compañeros de trabajo - algunos de ellos se mataban tanto o más que yo -, antes era para comprarme un notebook Apple. Hoy es el corazón, es para volver a mi patria, que son mis amigos y mi familia, a las historias que vivimos. No es para comer, no, gracias a Dios tan mal no estoy, aunque muchas veces en distintos países me ha tocado ponerle silenciador a las tripas: "Chicas, botón de Mute". Nada grave.

Y claro, habrá personas que disfruten verme morder el polvo, personas que tal vez con sus razones, no me quieran mucho. O personas que me quieran tanto que consideren que este estrés, esta búsqueda, esta supervivencia deba hacer parte de mi vida, de esa que había visto pero que no había vivido (o quizá si, pero free lance, un día, 2, 3 o 4 máximo, nunca a tiempo completo).


Y hay, cómo negarlo, apoyo siempre. No dinero. Apoyo, palabras, tiempo, solidaridad. Y quizá algo de dinero más adelante. Ricardo Brunetti y Marcio Fernándes, aquí. Fredo y Elsa en New York. Rubio, Chafita y Caro C en Colombia. Ellos, que saben lo que es partirse el alma para no comer mierda, ellos ganaron una estabilidad de vida a la que yo renuncié olímpicamente porque me aburría mucho. Ellos me dan un apoyo que pedí, un apoyo que agradezco pero que me duele.

Porqué? Yo soy de las personas que mueren lentamente cuando piden favores. Yo trato de resolver las cosas solo o me aguanto callado hasta que pasa el palo. Pero ahora no, y puta, sí que siento rota mi dignidad. Y bueno, se que se me había quebrado antes, pero mierda, esto no me lo esperaba. En fin. Aquí estoy. Remé como locos dos semanas y siendo honesto creo que no avancé un centímetro. De conseguir, no conseguí nada diferente a malas noches. Por eso hoy voy a fluir, sin caipirinha, sin surf, sin estrés, voy a fluir a ver que pasa cuando la vida sigue así no más, como tantas otras cosas que no tienen mucho sentido.


Y en este instante en que que me detengo, algunas preguntas se encienden y parpaden:

--> Cómo llegué a esta situación? No voy a culpar a Argentina, donde estuve 3 meses, porque uno no culpa a quienes ama. Tampoco a la fotografía, en la que he invertido bastante y que me hace feliz hasta en el peor de los días. Ni a mis errores. NI a mis defectos. LLegué aquí siguiendo el sendero brillante que trazaron mis caprichos. Llegué aquí porque no quise leer las instrucciones de uso que venían con la vida.

--> Porqué mi viaje? Quería escapar y lo logré a veces. Quería crecer y lo logré un poco.

--> Entonces, fracasé? No soy optimista, no soy pesimista y ahora mismo estoy riéndome por mis preguntas. No fracasé porque "siempre es un buen día para los soñadores" (*), no fracasé porque "una vida no es suficiente para formar una personalidad" (**), no fracasé porque "los rayos ultravioleta han acabado su tarea pronto y bien, el primer día blanco del azar será el rojo y el cantor errante, dónde está? En la memoria, en su casa, en el baile de los ardientes"(***).

. * Amelie. ** Terranostra. *** Primer Manifiesto Surrealista.

Soundtrack: (this is not) the end of the world (as we know it), REM.

Uruguay.Flashback

Yendo de la cama al living
Yendo del boliche al lounge, de la fiesta a la nostalgia. Atrás Buenos Aires, el otoño, última celebración, últimos adioses, última mirada al obelisco y Putita de Babasónicos sonando en el taxi. 6 a.m. los automóviles a 100 kms/h en la Diagonal Norte y por fin llego, tomo el bus y al pestañear estoy sobre el catamarán Cacciola, navegando dormido sobre el Río de la Plata. No hay Sudestada, no hay Cerati. Llego al Carmelo y 3 o 4 horas más tarde estoy en Montevideo. En mi bolsillo un teléfono y una esperanza: Nicolás Minacapilli, a este lado del Río, donde Drexler no está pero se siente.

Estado del tiempo 1
Montevideo, sábado de tarde, ciudad fantasma, un sol rojizo muriendo en el cielo. Viento, más viento. "Si el estado del tiempo no es de su agrado, espere 10 minutos", sabiduría grafiti.

Estado del tiempo 2
"Uruguay, país natural, industria en desarrollo", slogan nacional. Industria que quiere situar sus plantas procesadoras de papel cerca de la frontera con Argentina, contaminando el Río Paraguay aunque digan que no. Los chicos que conozco aquí ríen y dicen que el slogan debería ser "Uruguay, próximamente", porque todo llega tarde, desde los hospitales hasta la moda: "todo viene cuando en Argentina o Brasil ya es caca de perro". Y entre tanto veo la gente un poco gris en las ventanas de sus casas algo grises entreteniéndose con Automan, con Profesión Peligro, con El Crucero del Amor, quizá en televisores blanco y negro o en tonos de grises. Es un pésimo chiste, pero si me lo preguntan, yo digo: "Uruguay, estado del tiempo, los 80´s".

Cadáver exquisito
Che, Nico? Che, Fede! Ahí está él, con sus fotografías, con sus espejismos, con su casa donde viven otros locos, un verdadero cadáver exquisito. En el orden de la foto al momento del adiós:
-->Fede. (Hmmm?).
-->María Laura, pintora, buena chica, talentosa, con un ego porteño.
-->Lourdes, hace teatro callejero, sueña con ir a Italia a buscar sus raíces. Lourdes, siempre radiante.
-->Nicolás, transparente y sabio. Sus fotografías con Man Ray 2006. Yo lo vi en acción, alucinante.
-->Rosalinda, pintora, escultora, culta, llena de dudas (como yo, sólo que yo no voy detrás de ninguna utopía).

Allí estuve 8 días que gracias a Sabina fueron 19 días y 500 noches.
19 días y 500 noches
. 19 días y 500 noches .

The truth it´s out there
Villa Serrana, camping, hippismo, luna llena. "Probá este honguito, fumate un fasito, un porrito, dejá descansar a Kundera". Gracias, no, gracias. Siento no haber sido muy cool, quizá mi buena onda estaba aún en Buenos Aires. Una de esas ocasiones en que estás y no estás, cuando estás vos pero no tu alma, que molestas que son, que tediosas. Espero que disculpen, chicos del camping, para la próxima evito los fenómenos paranormales.

Tá? Tá! (Uruguayan for dummies)
-->Bah, pila de lugares, salados, zarpados, con gurisas terribles. Y bueno, no exageremos, son muchísimos lugares, algunos malos, otros muy buenos, con chicas superbuenísimas).
--> Capaz que son tipos replanchas y capaz que no vienen. (Seguro son tipos con mala facha y son capaces de no venir).
--> La tenés, no, bo, tá? Tá! (Entendiste, no, vos, todo ok, todo claro, de acuerdo?) Claro, clarísimo, sí.

La negra flor
La rambla en Montevideo, kilómetros de asfalto frente al mar. La rambla, cada curva un nombre, un homenaje, un destino: Rambla República Argentina, Rambla República de Chile, Rambla Armenia, Rambla Sur, y siempre el mismo paisaje de sabiduría oxidada en las caras de la gente, la misma mirada de "nos privatizaron la cerveza" (la marca Patricia ahora es propiedad de Brahma), siempre el mate en las manos de jóvenes y viejo (en todos lados menos en los ómnibus, donde está prohibido tomarlo por razones de seguridad), la rambla y los mismos edificios de arquitectura comunista dándole la espalda al solr de la tarde, y en los barrios pitucos la misma rambla pero con anuncios publicitarios más estúpidos). La Rambla, caminar sin fin y en la mente una única idea: Radio Futura miente. A ella, a la negra flor, no la vi nunca.

Yendo de la cama al living 2
Montevideo Ciudad Candombe, aunque candombailes nunca vi. Montevideo, bandoneón a esa hora en que no sabés si es de día o de noche. Montevideo, frío en las conversaciones. Montevideo, tormenta intensa y breve. Montevideo, un bajón, algo así como no salir en la foto. Montevideo, rubia enferma, quedas atrás con una nueva fiesta y un hasta luego.